28-11-2014

La Corte confirmó sanciones al Grupo Clarín por prácticas monopólicas en Santa Fe

El máximo tribunal del país dejó firme la sentencia que ordenó a las empresas Cablevisión y Multicanal pagar una multa de dos millones de pesos por acordar entre sí una distribución del servicio de televisión por cable en la ciudad de Santa Fe, distorsionando la libre competencia y perjudicando a los usuarios de servicio de cable.

La denuncia fue efectuada por la Asociación Acción del Consumidor (ADELCO) contra Cablevisión SA y Multicanal SA por la realización de prácticas de distribución del mercado y de abuso de posición dominante en perjuicio de los consumidores de la ciudad de Santa Fe.

Como resultado de esta práctica, los usuarios, sin haber sido consultados, fueron transferidos a otra compañía de servicios de televisión por cable, modificándose su  grilla de programación y suprimiéndose canales. Además, las empresas concertaron las tarifas del servicio, eliminando así la competencia que existía en el ámbito local.

La Cámara Federal de Apelaciones de Rosario condenó a las dos empresas a pagar una multa de dos millones de pesos cada una. Los jueces redujeron el monto de la sanción y revocaron la orden de la Secretaría para que cese la conducta distorsiva de la competencia, considerando que la misma se había mantenido hasta el año 2006, cuando las empresas Cablevisión SA y Multicanal SA se fusionaron. La asociación que tuvo lugar en 2007 habría implicado que esa parte de la denuncia deviniera “abstracta”.

Esa decisión fue indirectamente confirmada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación a través del artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial, que le permite al tribunal elegir en qué caso interviene y en cuál no [ver fallo].

Por su parte, el dictamen de la Procuradora General de la Nación opinó que al máximo tribunal debía intervenir en la causa y revocar la parte de la sentencia que dejaba sin efecto la orden para que cesara la conducta distorsiva de la competencia. Gils Carbó recordó que la unión entre las compañías “no se encuentra consolidada en tanto la autoridad de contralor dejó sin efecto la aprobación de la concentración (resolución SCI 1011/2009 y ME 113/2010), lo que se encuentra controvertido judicialmente y pendiente de una decisión definitiva” [ver dictamen].

El arreglo se concretó en octubre de 1997, cuando las empresas pertenecían a diferentes dueños y competían entre sí por el liderazgo del mercado de servicio de cable. Cablevisión era controlada por Citicorp Equity Investment (CEI) y Multicanal por el Grupo Clarín. La denuncia, sin embargo, fue presentada recién en el año 2004.

En el marco de este conflicto, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) emitió en el 2009 un dictamen en el que consideró que la conducta de las empresas afectaba “gravemente el bienestar general, la libre competencia y los derechos de los consumidores”.  Ante ello, el Secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno dictó la resolución SCI 219/10, en la que declaró a Cablevisión y Multicanal responsables de realizar una concertación del mercado en la ciudad de Santa Fe, aplicándoles una multa solidaria de 2.500.000 pesos a cada una y ordenó el inmediato cese de la conducta distorsiva de la competencia.

La resolución tuvo en cuenta que “las empresas denunciadas adquirieron el paquete accionario de empresas independientes y competidoras entre sí en el mercado de la televisión por cable de la Ciudad de Santa Fe, tales como Video Cable Comunicación SA -VCC, que, a su vez, controlaba Video Cable 6 SA y Teledifusora SA-, Cablevideo SA y Cablevisión Galvez SA”, explica el dictamen de la Procuración.  

El dictamen señaló que “luego de un proceso de reorganización societaria, las empresas adquirentes se dividieron las redes, los abonados y las zonas, de modo tal que eliminaron la competencia y, por lo tanto, los beneficios que conlleva la puja entre competidores para el bienestar general y para los consumidores”.

En este marco, la decisión de la Cámara resulta “prematura” en tanto sostuvo que la orden de cese devino abstracta ante la operación de concentración. En el caso de que las resoluciones SCI 1011/2009 y ME 113/2010 que anularon la fusión queden firmes, la orden de cese dictada por la Secretaría  impide que Cablevisión y Multicanal puedan continuar distorsionando la competencia a través de prácticas de concertación del mercado.